¿Quién sembró el temor en Puebla?
Enero 9, 2017
Felipe P. MECINAS (8 articles)
0 comments
Share

¿Quién sembró el temor en Puebla?

Horas de angustia, temor y zozobra vivieron la noche del viernes 6 de enero pobladores de colonias populares del sur de la ciudad de Puebla, ante rumores de supuestos vándalos que además de saquear comercios amenazaban con ingresar a viviendas y unidades habitacionales.

El miedo fue alentado por los reportes en redes sociales como WhatsApp, Facebook y Twitter sobre robos a tiendas de conveniencia e intentos por ingresar a centros comerciales de la periferia.

La estrategia de difusión fue la misma que utilizaron para advertir de los saqueos cometidos el jueves a centros comerciales, tiendas de conveniencia y farmacias. Por ello, no pudieron ser ignorados.

El caos comenzó desde el día 5, cuando un grupo de personas saqueó Bodega Aurrerá de bulevar Las Torres y Avenida 11 Sur, para después apersonarse en Centro Sur, sin que lograran su cometido porque de inmediato llegaron elementos de diversas corporaciones policíacas. No obstante, aprovechando la rapiña, delincuentes arremetieron contra OXXOS, farmacias y tiendas departamentales en diferentes puntos de la ciudad.

La paranoia del viernes tuvo su origen en la Central de Abasto, donde los locatarios decidieron cerrar cortinas y armarse con palos y piedras ante alertas que también recibieron sobre grupos de vándalos que supuestamente serían llevados para saquearlos. El rumor se esparció rápido a las colonias aledañas. El resultado, fue un zafarrancho entre comerciantes y policías que llegaron a atender el reporte.

Por la tarde, audios y mensajes de texto se propagaron rápidamente cambiando nombres de colonias, calles y lugares, pero todas con la alerta de que “ya están saqueando y ya van para allá”, “Dice mi familiar que en su calle agarraron a uno”, “Mañana entra el Ejército y la Policía Federal a Puebla”, “Gente armada se encuentra en la calle”, etc.

El temor se apoderó de cientos de familias que decidieron salir a las calles para colocar barricadas y fogatas, a modo de intimidar a posibles delincuentes, mientras esperaban apoyo policíaco, el cual consistía en un rondín para confirmar en la mayoría de los casos la presencia de vecinos organizados. Es más, la Secretaría de Seguridad Pública informó que de la totalidad de reportes, sólo 1 por ciento se trató en realidad de un hecho delictivo.

Mientras esto ocurría, la zona sur y sur-oriente de Puebla se llenó de fogatas, uluar de patrullas y alarmas vecinales, detonaciones al parecer de armas de fuego, cohetones y calles parcialmente cerradas.

Llama la atención que en la mayoría de los casos, vecinos refirieron que hombres vestidos con playeras blancas que decían ser “apoyo” de las corporaciones polciacas, se desplazaban de una colonia a otra coordinando y validando las alertas difundidas por redes sociales e incluso, portando bombas molotov.

Sin embargo, algunas de las muchas preguntas que se quedan en el aire son:

¿A quién beneficiaría sembrar temor en Puebla un día antes de las marchas por el gasolinazo?

¿Cuál era el objetivo, ahuyentar o convocar a más manifestantes?

¿Por qué vándalos habrían de atacar colonias populares y no zonas residenciales?

¿Quiénes eran los grupos que en camionetas azuzaban a vecinos?

¿Quién sabía por anticipado de los saqueos?

¿Desde dónde se planearon los actos vandálicos?

Estas son preguntas, aunque parezcan lo contrario…

Twitter @mecinas

Felipe P. MECINAS

Felipe P. MECINAS

Comments

No Comments Yet! You can be first to comment this post!

Write comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *